Las participaciones diferentes son un producto financiero complejo que comercializaron los bancos y cajas en los años 2012 y 2013. Supusieron el principio del fin a la hora de quebrar la confianza de nuestra sociedad en las entidades bancarias y muchos ahorradores vieron su dinero atrapado en estos productos.

Muchos de los afectados ya han recuperado su dinero por la vía judicial o por arbitraje. Si a día de hoy no has tomado ninguna medida para recuperar tu dinero tendrás que tener en cuenta que, como norma general, había 4 años para reclamarlos desde que se produjo alguno de los canjes a los que se vieron sometidas las preferentes o productos similares.

Por lo que la mayoría de los casos no son ya reclamables.