Para poder llevar a cabo una reclamación por los gastos de formalización de la hipoteca te vamos a solicitar la siguiente documentación. Cuántas más facturas nos aportes, más podremos reclamar.

  • Escritura del préstamo hipotecario.
  • Factura del notario.
  • Factura del registro.
  • Factura del tasador.
  • Factura de la propia gestoría.
  • Justificante del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
  • Copia de DNI/NIE o Pasaporte.

Puede que no tengas todas las facturas y el justificante pero que hicieras toda la gestión a través de una gestoría. Si es tu caso, lo más sencillo es pedir a la propia gestoría una copia de los mismos.

Si no es tu caso, puedes solicitar copia de la siguiente manera:

  • Factura del notario: puedes solicitarlo en la notaría en la que firmaste la hipoteca.
  • Factura del registro: te van a dar una copia en el propio registro donde inscribiste la hipoteca.
  • Factura del tasador: localiza que empresa tasó tu vivienda y solicita una copia.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: te lo van a facilitar en la oficina liquidadora de tu comunidad autónoma.

Podemos iniciar la reclamación si falta alguna de las facturas pero cuantas más consigas mejor porque podrás optar a una devolución mayor.

Consejo: si quieres ver un ejemplo de documento de cada gasto, entra en este artículo.

Y si no localizas tu escritura de préstamo hipotecario puedes pedir una copia en el banco o en la notaria donde firmaste el préstamo.

Si ya has cancelado tu préstamo, también podremos reclamar las facturas de notario, registro y gestoría que pagaste en ese momento.

También te puede interesar:

Nota: recuerda que la reclamación de los gastos de tu hipoteca no tienen caducidad. Es decir, puedes reclamarlos aunque hayan pasado más de cuatro años.