1. ¿Qué son las costas procesales?
  2. El mínimo de 299 €
  3. El Tribunal Supremo y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD)
  4. Llevamos la ineficacia de las cláusulas abusivas a la justicia europea

1. ¿Qué son las costas procesales?

Todo procedimiento judicial conlleva una serie de gastos para las distintas partes que intervienen en él, pues se ven en la necesidad de comparecer representadas por un abogado y un procurador.

Por esto, y según el artículo 394 (y siguientes) de la Ley de Enjuiciamiento Civil, las costas de dichos procedimientos judiciales recaerán sobre la parte que haya visto rechazadas sus pretensiones. Esto es, sobre la parte que pierda el juicio. A no ser que el tribunal considere y razone que el caso presentaba serias dudas de hecho o de derecho.

Es decir, lo normal es que el juez imponga las costas del procedimiento a quien lo pierda, pero la Ley deja margen al juez para que, si aprecia que el caso presentaba dudas razonables, se abstenga de imponer las costas a la parte perdedora.

Nota: Actualmente reclamador.es obtiene las costas en sus procedimientos de derecho bancario en 7 de cada 10 casos.

2. El mínimo de 299 €

Importante: Nunca tendrás que poner dinero de tu bolsillo.

Aunque es poco probable, puede darse el caso de que nuestros honorarios finales sean inferiores a 299€. En ese caso, te facturaríamos la diferencia entre lo que hemos cobrado y esos 299€ (+IVA). Eso sí, siempre que podamos descontarlo de la indemnización que recibas.

Por ejemplo, si nuestros honorarios finales fuesen 200€, te facturaríamos 99€ más IVA, siempre que como mínimo hayas recibido 99€ de indemnización.

3. El Tribunal Supremo y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD)

En marzo de 2018, el Tribunal Supremo se pronunció sobre quién debía ser el obligado a pagar este impuesto: el banco o el hipotecado.

El fallo del Tribunal Supremo fue que el impuesto debía ser abonado por el hipotecado, quedando el banco exento de devolver la cantidad del mismo.

Aunque el fallo del Tribunal no beneficia al cliente, sí tiene una parte positiva. Y es que deja más claro que nunca que el resto de los gastos de la hipoteca (notario, gestoría, registro y tasación) sí pueden reclamarse. Esto se debe a que el banco cargó dichos gastos al cliente de forma indebida a través de una cláusula que es nula.

4. Llevamos la ineficacia de las cláusulas abusivas a la justicia europea

En reclamador.es entendemos que esa Sentencia del Tribunal Supremo podría contradecir la normativa europea. Por ello, ya estamos planteando en nuestras demandas una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) al entender que tanto la sentencia del Tribunal Supremo sobre el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados como las Sentencias de algunas Audiencias Provinciales que dan el 50% en algunos de los gastos, vulneran el derecho comunitario.

Es competencia exclusiva del TJUE determinar las consecuencias de la ineficacia de una cláusula abusiva. Ya en otras ocasiones, ha sido la justicia europea (como ocurrió con las cláusulas suelo) quien finalmente ha defendido los derechos de los consumidores frente a los bancos.