success/nuestros-logros-reclamador.es-cabecera_2.jpg

Nuestros Logros

Éxitos a favor de nuestros clientes

reclamador.es llega al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)

Los consumidores vemos protegidos nuestros derechos gracias a la Justicia Europea. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha tumbado muchas sentencias de jueces españoles por vulnerar derechos básicos.

  • Vuelos vendidos por una aerolínea y operados por otra

    El Juzgado de lo Mercantil nº 3 de Valencia ha elevado una cuestión prejudicial al TJUE a partir de un procedimiento iniciado por reclamador.es, contra Air Nostrum. En esta cuestión prejudicial, se plantean distintos interrogantes, relacionados, en todos los casos, con vuelos expedidos por una determinada compañía aérea pero que, sin embargo, son operados por una aerolínea distinta. Precisamente, esta cuestión prejudicial tiene su inicio en el caso de un cliente de reclamador.es, quien adquirió un billete de avión con Iberia para realizar un viaje con escalas hasta Chicago, con el itinerario Alicante-Madrid y Madrid-Chicago. Sin embargo, en el primer trayecto, que fue operado por Air Nostrum y no por Iberia, que sólo vendió el vuelo, sufrió un retraso leve –de apenas treinta minutos–, pero que provocó la pérdida de la segunda conexión: Madrid-Chicago, por lo que la pasajera llegó a su destino más de un día después.

    En este sentido, lo que se intenta aclarar con esta cuestión prejudicial es quién es el responsable de pagar las indemnizaciones derivadas de un retraso o cancelación cuando intervienen en el vuelo distintas aerolíneas: la que vende el billete aunque no sea la que realmente lleve a cabo el vuelo, o la que verdaderamente lo efectúa, o incluso -que es la posición defendida por reclamador.es- cualquiera de ellas, a elección del pasajero.

    También se plantea si es posible reclamar la pérdida de una conexión –entre vuelos operados por distintas compañías aéreas, pero vendidas por la misma aerolínea– cuando éste se produce por un retraso leve en el primer tramo del itinerario.

    reclamador.es considera la necesidad de despejar estos interrogantes en favor de los derechos de los consumidores. Para, no solo ayudarlos a reclamar sus derechos, sino también orientarlos a la hora de saber quién es el responsable de hacer frente al pago de sus indemnizaciones. También, de cara a las aerolíneas, resulta interesante aclarar estos supuestos para zanjar la falta de seguridad jurídica y dejar claro hasta dónde llega la responsabilidad de cada una. Con todo, reclamador.es continúa destacándose en la defensa de los pasajeros aéreos, pues ya son dos las cuestiones prejudiciales que tiene pendientes de resolución ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, cuyas resoluciones serán aplicables a todos los ciudadanos comunitarios.

  • Equipaje

    Teniendo en cuenta que la jurisprudencia es muy cambiante a la hora de determinar a qué tiene derecho un pasajero cuando pierde su equipaje, reclamador.es ha conseguido que el Juzgado de lo Mercantil Nº 9 de Barcelona eleve una cuestión prejudicial para que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) determine si, en los casos de pérdida definitiva, la aerolínea debe abonar siempre los 1.131 derechos especiales de giro (1.400 € aproximadamente), o si esa cantidad debe ser moderada por cada juzgado en función del daño provocado al pasajero en cada caso de forma particular.

    A día de hoy, el Convenio de Montreal, normativa que regula las indemnizaciones a pasajeros en caso de extravío o pérdida de equipaje, establece un máximo de 1.131 Derechos Especiales de Giro (DEG) como indemnización para aquellos pasajeros que su equipaje es perdido por la aerolínea. Nuestros abogados expertos en aerolíneas recuerdan que, respecto a este tipo de reclamaciones, hay que distinguir si se trata de un retraso de la maleta o bien una pérdida. Si el equipaje aparece en el plazo de 21 días, se considera un retraso y para obtener una indemnización se debe valorar el daño causado. Pasado este tiempo, es decir, 21 días, pese a que aparezca, se considera equipaje perdido y la indemnización puede ascender a esos aproximadamente 1.400€.

    Y sobre esto último es por lo que pelea reclamador.es. Para que los pasajeros que vean su equipaje perdido reciban directamente de la aerolínea los 1.131 DEG, que al cambio son unos 1.400€, sin entrar en valoraciones individuales, pues hasta ahora, señala reclamador.es, esa cantidad es moderada por cada juzgado creando inseguridad jurídica ya que las cantidades que se reconocen como indemnización dependen de cada tribunal y de cómo sean más o menos exigentes en solicitar pruebas sobre el contenido del equipaje.

  • Gastos hipotecarios

    Como consecuencia de un procedimiento iniciado por reclamador.es y el cuestionamiento de las Sentencias del Tribunal Supremo de enero de 2019, el Juzgado especializado en cláusulas abusivas de Ceuta se planteó que el criterio del Tribunal Supremo al limitar las cantidades que se deben devolver al consumidor cuando se ha declarado la nulidad de la cláusula que le imponía el pago de todos los gastos de formalización de los préstamos con garantía hipotecaria va en contra de la legislación y la doctrina fijada por Europa y ha elevado una cuestión prejudicial al TJUE, para que sea aquí donde se defina esta cuestión y los consumidores puedan tener la seguridad de cuánto podrán recuperar por lo pagado de más. Un mes después, fue el Juzgado de Palma de Mallorca, también especializado, el que solicitó igualmente que el TJUE se pronunciara, decidiendo el Tribunal que se tramiten ambas cuestiones en un solo procedimiento. Según nuestros datos, la reclamación por gastos de formalización de la hipoteca asciende a 1.300€, de media, sin incluir el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

    El asunto actualmente se encuentra a la espera de decidir si habrá vista o no, y reclamador.es ha solicitado que se celebre, para exponer directamente a los miembros del Tribunal las razones conforme al Derecho Europeo por las que los gastos han de ser reintegrados en su totalidad al consumidor, sin limitación alguna ni de cantidad ni de tiempo para reclamarlos con independencia de cuándo se haya firmado el préstamo. reclamador.es venía solicitando en sus demandas por gastos de formalización que se consultara al al TJUE en relación a las consecuencias de la ineficacia de cláusulas abusivas, al entender que el criterio adoptado por el Tribunal Supremo español en cuanto a los gastos de formalización de los préstamos hipotecarios es contraria al Derecho comunitario. Una situación que, gracias al trabajo de nuestro equipo de expertos en Derecho Bancario llega a Europa para que sean estos jueces quienes determinen qué se puede reclamar.

  • Gastos de la hipoteca: los jueces europeos sentencian que deben ser devueltos al consumidor

    En relación a las cuestiones prejudiciales elevadas por los Juzgados de Primera Instancia de Ceuta y de Palma de Mallorca en cuanto a los gastos, comisión de apertura y costas, y que reclamador.es promovió en defensa de uno de sus clientes en el primer Juzgado, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE ) sentenció el pasado jueves 16 de julio que si hay una cláusula abusiva se puede solicitar la devolución del total pagado, lo que incluye los gastos de la tasación, gestoría, notaría y registro. Una vez más el TJUE se muestra como el verdadero garante de los consumidores y vuelve a revocar la doctrina del TS, algo desde luego preocupante en cuanto a la deriva que nuestro Alto Tribunal está tomando en la interpretación (contraria) a la Directiva 93/13. reclamador.es se siente muy orgulloso del trabajo del equipo de expertos en derecho bancario que elevó esta cuestión a la Unión Europea.

    En cuanto a los gastos propiamente dichos, el TJUE recuerda que si la cláusula es declarada abusiva sólo pueden moderarse los efectos de dicha declaración (la devolución de las cantidades) cuando la ley imperativa así lo acuerde, lo que significa que salvo el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el resto de los importes satisfechos habrán de restituirse al 100% Se planteaba igualmente si esa devolución estaba sujeta a plazo de prescripción.

    En consonancia con la Sentencia del pasado 9 de julio que quedó solapada con la relativa a los acuerdos y novaciones sobre cláusula suelo, el TJUE vuelve a confirmar que si bien la devolución de las cantidades pagadas como consecuencia de la aplicación de una cláusula declarada nula está sometida a prescripción (es decir, que se debe ejercitar en un determinado plazo de tiempo transcurrido el cual ya no hay derecho a esa devolución), ese plazo, que en nuestro Derecho será de cinco años, ha de empezar a contar desde que esa declaración de nulidad se produzca por el Juez. Lo que termina con la disparidad de criterios en plazas como Barcelona, Guadalajara o Ávila, que consideraban que si bien la acción para declarar la nulidad era imprescriptible y por lo tanto se puede ejercitar en cualquier momento, no sucedía así con la restitución de los importes, comenzando a contar desde la firma del préstamo o desde su finalización, según los casos.

    En el mismo sentido, la imposición de costas o no queda resuelta.
    El TJUE resuelve y pone fin a una cuestión polémica y es la no imposición de las costas a las entidades bancarias cuando la Sentencia declara la nulidad de la cláusula pero la restitución de las cantidades no coinciden con lo solicitado en la demanda, cosa que ha sucedido con la cláusula de gastos desde 2018 debido a la cambiante jurisprudencia del Tribunal Supremo y a la extrema demora de los procedimientos de este tipo que provocan que una demanda presentada conforme a la jurisprudencia vigente al momento de su presentación se resuelva más de dos años después, cuando aquélla ha cambiado.

    Esta situación, a todas luces injusta por cuanto el consumidor debe soportar el coste de su defensa aún cuando la acción principal generadora de dicha devolución ha sido estimada (lo que se conoce jurisprudencialmente como “estimación sustancial”) y tras la negativa del Banco a resolver extrajudicialmente el asunto obligándole a acudir la vía judicial, ha sido reparada por el pronunciamiento del TJUE, que declara que en estos casos se produciría un efecto disuasorio para el consumidor, al saber que para defender legítimamente sus derechos tendrá que pagar a su Abogado y su Procurador aún cuando la cláusula ha sido declarada nula, por lo que en una estimación de costes y la cantidad que pueda recuperar, sencillamente no demandará, premiándose la conducta abusiva de la entidad bancaria.
    Y por último y relación a la comisión de apertura, cuestión planteada por el Juzgado de Primera Instancia de Palma. Como era de esperar, el TJUE considera que el hecho de que la comisión de apertura pueda considerarse parte del precio no la excluye del examen de su abusividad, cuestión que defendía el Tribunal Supremo y que ha sido censurado (como ya sucediera con el IRPH) por el Tribunal Europeo. Abusividad que debe ser examinada desde la vertiente de la transparencia (que el consumidor estuviera convenientemente informado de su existencia y repercusión económica) como desde el lado del desequilibrio, al no responder el importe que se paga por el prestatario al coste efectivo del servicio.
    Por lo tanto, serán los Jueces quienes deban examinar si por uno o por otro criterio la cláusula ha de declararse nula, sin que sirva de excusa como apuntaba también el Tribunal Supremo, que su existencia es suficientemente conocida por los consumidores.

23 de julio de 2020

Webinar: Reclamar gastos hipotecarios y comisión de apertura tras la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

#Webinar de reclamador.es sobre los gastos hipotecarios y la comisión de apertura. Han intervenido Excma. Magistrada Dª María de la Luz Lozano Gago, titular del Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Ceuta y proponente de la cuestión prejudicial 259/19, Carlos Ballugera (Presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios), Marisa Gracia (Doctora en Derecho Civil Univ. Deusto), y Almudena Velázquez (Codirectora Legal de reclamador.es).


Sentencias de reclamador.es

Sentencias favorables obtenidas por los abogados de reclamador.es para sus clientes.

  • Hipoteca Multidivisa: nulidad de la cláusula por lo que el préstamo se convierte a euros

    El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Avila declara nula la cláusula por lo que el préstamo se convierte a euros y el banco devuelve a nuestro cliente la cantidad de 22.528,57€ más los intereses legales.

    Ver sentencia
  • Plusvalía con ganancias: resolución administrativa favorable a reclamador.es en Barcelona

    reclamador.es presentó demanda por plusvalía de ganancias solicitando el 30% de lo pagado por el cliente y consiguió recuperar el 100%. El Ayuntamiento de Barcelona resolvió negativamente el recurso de reposición porque según un informe de un arquitecto hay un incremento de valor. reclamador.es presentó alegaciones y consiguió que el Ayuntamiento de Barcelona revisara sus actuaciones, dando la razón a nuestro cliente y devolviéndole el 100% del impuesto de plusvalía pagado.

    Ver sentencia
  • Aerolíneas: la cláusula de Air Europa que impide la cesión de derechos de indemnización a terceros es nula

    La sentencia conseguida por reclamador.es frente a Air Europa declara la nulidad de la cláusula que tiene dicha compañía aérea en sus contratos de viaje y que prohíbe la cesión de los derechos de los pasajeros a terceros cuando se producen casos de retrasos, cancelaciones o pérdida de equipaje. Esta sentencia avanza en los derechos de los pasajeros permitiéndoles optar por defenderse por sí mismos o cederles sus derechos a terceros para que lo hagan por ellos.

    Ver sentencia

Reconocimientos

Algunos de los premios más importantes obtenidos por reclamador.es en los últimos años que reconocen su labor como empresa legaltech e innovadora que genera valor para la sociedad

Asociaciones de las que forma parte reclamador.es

Desde 2018 reclamador.es es miembro fundador de la asociación europea por los derechos de los pasajeros aéreos APRA ( y de la sección española de ELTA (Asociación Europea de LegalTech) en la que se encarga de los servicios legales digitales