Cuando inicias una reclamación bancaria una de las cosas que puedes plantearte es si aun estás a tiempo de poder reclamar. Una de las reclamaciones que puedes hacer en la actualidad es por los gastos de tu hipoteca.

¿Qué es la caducidad en una reclamación bancaria?

Cuando hablamos de caducidad de una reclamación nos referimos a un plazo que existe en el derecho a partir del cuál ya no se puede iniciar un procedimiento judicial.

Entonces, ¿estoy a tiempo de reclamar por los gastos de mi hipoteca?

La respuesta es sí. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en su sentencia del 25 de enero de 2024, se vuelve a posicionar del lado de los consumidores y señala que el plazo de prescripción puede comenzar a contar una vez evaluada la cláusula de gastos y declarada su nulidad por sentencia judicial. Es a partir de ese momento cuando el consumidor conoce que su cláusula es abusiva, así como sus efectos.

Otra de las preguntas que nos suelen llegar es ¿Si mi hipoteca tiene más de 20 años también se puede reclamar? Y la respuesta aquí vuelve a ser afirmativa. Siempre que el banco te obligase a asumir todos esos gastos (gestoría, tasación, Registro, etcétera) puedes reclamar. Incluso si ya acabaste de pagar la hipoteca o la cancelaste por otros motivos.

¿Y entonces qué hago?

Reclamar. Cuanto antes mejor. Cuanto antes comiences a reclamar tu dinero, antes lo recuperarás y recuerda que en reclamador.es sólo cobramos si tú ganas por lo que no tendrás que adelantar nada (Salvo que exista un incumplimiento o resolución contractual por tu parte conforme a nuestras CCGG).

También te puede interesar: