Las cláusulas suelo se pueden reclamar tanto cuando hayas terminado de pagar tu préstamo o si lo sigues pagando en la actualidad.

Una vez cancelada la hipoteca lo mejor es reclamar cuanto antes, aunque tienes que saber que no prescribe y, por tanto, no hay un plazo máximo para que puedas iniciar tu reclamación.

Si has vendido tu vivienda y el comprador se ha subrogado a la hipoteca que tenías, no te recomendamos que hagas la reclamación.

Consejo: Cuanto antes reclames tu cláusula suelo antes empezarás a pagar menos por tu hipoteca.