Puedes reclamar la cláusula suelo desde que se te esté aplicando.

En cada hipoteca será una fecha distinta porque dependerá de la evolución del Euribor y otros factores.

Hasta diciembre de 2016 los juzgados limitaban la devolución a mayo de 2013 pero ahora ya podemos conseguir que te devuelvan todo lo pagado de más si conseguimos la anulación de la cláusula.