La cláusula suelo es un elemento que introdujeron los bancos en muchas hipotecas por el cuál aunque bajara el índice de referencia (normalmente el Euribor), no bajaba menos de un tanto por ciento indicado en las escrituras el interés que se pagaba mensualmente.

Esto ha provocado que muchos consumidores hayan pagado de más mucho dinero, que según las recientes sentencias, son recuperables en la mayoría de los casos.

¿Han aplicado la cláusula suelo en todas las hipotecas?

No todas las hipotecas tienen cláusula suelo, ni tampoco fue aplicada por todas las entidades bancarias por igual.

Además, hubo unos años en los que el índice de referencia más común, el Euribor, estaba en unos niveles muy altos. Por tanto, aunque tuvieras la cláusula suelo en la escritura de tu préstamo hipotecario, no te la estaban aplicando.

Ejemplo: si tenías cláusula suelo y cancelaste tu hipoteca antes de que el Euribor bajara por debajo del porcentaje que fijaba dicha cláusula, no podrás reclamarlo porque nunca te lo llegaron a aplicar.

Entonces, ¿desde cuándo puedo reclamar la cláusula suelo de mi hipoteca?

Puedes reclamar la cláusula suelo desde que se te empezara a aplicar. Recuerda que reclamamos dos cosas: la eliminación de dicha cláusula abusiva de tu préstamo y la devolución de todas las cantidades que pagaste de más debida a la aplicación de la misma.

En cada hipoteca será una fecha distinta porque dependerá de la evolución del Euribor y de otros factores que te indicaremos cuando revisemos tu reclamación.

Hasta diciembre de 2016 los juzgados limitaban la devolución a mayo de 2013 pero ahora ya podemos conseguir que te devuelvan todo lo pagado de más si conseguimos la anulación de la cláusula.

¿Cómo saber si puedes reclamar la cláusula suelo y cuánto puedes recuperar?

Para saber si puedes hacer la reclamación y qué cantidad podrías recuperar de forma orientativa, lo mejor es que te asesores de un experto. Si nos envías a través de nuestro formulario la escritura de tu préstamo te indicaremos y luego tú decides si quieres seguir adelante con la reclamación.