BBVA

Reclamaciones por cláusula suelo a BBVA

Calcula lo que te debe tu banco por la cláusula suelo y recupéralo. Tu vida puede cambiar mucho.

Consulta tu caso de cláusula suelo a BBVA

Tu indemnización Reclama a BBVA por tu cláusula suelo.

Tienes derecho a recuperar todos los intereses que te han cobrado de más. Luchamos por tus derechos hasta el final acudiendo a juicio si es necesario. ¡Solo cobramos si tú ganas!

¿Cómo funciona? Un formulario para reclamar (y sentirte bien).

Todo empieza moviendo un dedo.

Formulario 1. No inviertas nada. Recupera tu cláusula suelo.

Todo empieza moviendo un dedo.

Informe y demanda 2. Comprobamos si tienes cláusula suelo y te lo contamos.

Todo empieza moviendo un dedo.

Indemnización 3. Es el momento de cobrar tu cláusula suelo. También de celebrar.

Opiniones 123.000 personas han confiado en nosotros

Nos esforzamos para llegar hasta el final con cada reclamación. Tu opinión cuenta. Las opiniones de todas las personas que se han comprometido con nosotros, cuentan.

Opinión sin avatar de cliente

"Rapidez"

Maria Del Mar Ramón Riba

Mucha gente como tú Hay muchas personas peleando y ganando reclamaciones por cláusula suelo a BBVA.

  • 7.081reclamaciones ganadas en el último año
  • 24,8 millonesrecuperados en el último año

Ayuda Aclara tus dudas sobre cláusula suelo BBVA.

Antes incluso de empezar a reclamar, puedes necesitar aclarar las preguntas que te surgen sobre cláusula suelo BBVA. Te ayudamos a encontrar las respuestas en nuestro centro de ayuda sobre cláusula suelo con BBVA.





Compañía Sobre BBVA

BBVA es uno de los bancos que tuvo que dejar de aplicar las cláusula suelo en mayo de 2013 después de que el Tribunal Supremo les obligase. Pero aún debe devolver todo lo que cobró antes de esa fecha. Por eso hemos pasado en pocos meses a reclamarles más de 800.000 euros por la retroactividad total de las cláusula suelo.

Además el BBVA también debe responder ante algunos afectados por hipotecas multidivisa que les reclaman el cambio de sus hipotecas a euros tras sentirse engañados por las recomendaciones del banco.