Las costas judiciales, o lo que es lo mismo, los gastos que se originan por un procedimiento judicial, no deberían preocuparte en una reclamación laboral, pues si bien son especialmente relevante en materia civil, no debe ser motivo de preocupación en la jurisdicción laboral. ¿Por qué? Los Juzgados Sociales suelen obrar con gratuidad, por lo menos para el trabajador, prácticamente en todos los casos, en la primera instancia.

Cosa distinta son los recursos y las ejecuciones, (instancias posteriores al primer juicio) que sí tienen costas, principalmente para la empresa. Pero a este caso sólo llegaríamos si la empresa decidiera recurrir, cosa que no suele pasar.

¿Cómo es una reclamación laboral con reclamador.es?

Online, desde casa, sin tener que adelantar los costes del procedimiento y seguro, solo cobramos si tú ganas. Te ayudamos a recuperar el dinero que tu empresa te debe y a proteger tus derechos como trabajador ante un despido.

Como te indicábamos anteriormente, es poco frecuente que se condene en costas al trabajador, por lo que no tengas miedo de iniciar una reclamación para recuperar el dinero que te pertenece.

En reclamador.es hemos elaborado una completa guía en la que te explicamos cómo iniciar una reclamación laboral. Desde el estudio de la viabilidad de tu caso hasta el momento de cobrar tu dinero, en todo ello te ayudaremos. Descubre cómo en nuestra guía:

Plazos para reclamar

Nos encontramos con plazos diferentes según se trate de un despido o de una reclamación de cantidad. En el primer caso, el plazo para reclamar es de 20 días hábiles (sin incluir sábados, domingos y festivos), mientras que si tu empresa no te paga, dispones de un año para iniciar tu reclamación por cantidades debidas.

También puede interesarte: