¿Empezaste con unas funciones y han ido aumentando?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el salario que cobras. Si está ajustado a las funciones que realizas, no puedes pedir un aumento.

También tienes que saber que si no te has opuesto a la realización de dichas funciones y no trabajas más horas de las convenidas, no podrías reclamar ya que se entiende que lo has aceptado de forma voluntaria.

¿Como conseguir realizar sólo las funciones que te corresponden?

Para poder realizar las funciones para las que te contrataron, tienes que escribir formalmente a tu empresa. Tienes que decirle que como has hecho esas funciones extra de forma voluntaria, vas a dejar de hacerlas. Por tanto, que te den una ocupación efectiva en las horas que te corresponden. Además, el dejar de hacer estas funciones no implica cambio en la relación laboral con la empresa.

A partir de aquí podrían pasar dos cosas:

  • Que la empresa quiera tener a una persona para estas funciones que hacías tú de forma voluntaria. Pueden despedirte por ello, pero al tú cumplir las funciones que establece tu contrato, este despido sería improcedente, por lo que te correspondería una indemnización de 33 días de salario por año trabajado.
  • También pueden cambiarte las condiciones del contrato y ofrecerte añadir estas funciones en el mismo. En este caso, tienen que comunicártelo por escrito, detallando las condiciones y los cambios que se producirían. A partir de aquí, puedes no aceptarlo y rescindir tu contrato, y tendrías derecho a 20 días por año de indemnización.