Cuando hablamos de una reclamación laboral en la que tienen que indemnizarte o pagarte cantidades atrasadas se puede cobrar de las siguientes formas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es si se soluciona de forma amistosa antes de presentar la demanda o no.

  • Si se resuelve en la vía prejudicial. La empresa puede pagarte con un cheque, una transferencia a la cuenta que cobrabas el salario o puede establecer unos días para que pases por el centro de trabajo a recogerlo en metálico.
  • Si lo resuelve el juez. Aunque pueden existir varias vías, lo habitual es que la empresa deposite el dinero en el juzgado y luego tengas que cobrarlo en el Banco.

Recuerda: te vamos a avisar cuando ganemos tu reclamación y te vamos a indicar cómo la vas a cobrar.