Si te han despedido de forma disciplinaria te has podido enterar porque te hayan dado la carta de despido o por otros medios.

Si te ha ocurrido, tienes que seguir los siguientes pasos:

1. Redactar una papeleta de conciliación y presentarla ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de tu provincia

Tiene que recoger tus datos y los de la empresa, el tipo de contrato que tenías, la antigüedad, el salario base mensual con pagas prorrateadas, la fecha y motivos del despido y los motivos por los que no estás de acuerdo con la decisión o con la indemnización que te ofrecen.

2. Acudir al acto de conciliación

Cuando la presentas, te van a citar al acto de conciliación, también estará la empresa. En este acto debes ratificarte en la papeleta que presentaste (decir que sigues de acuerdo con ella). La empresa tiene que ofrecer un acuerdo o negar lo que tú dices aportando motivos.

3. Acuerdo con la empresa en el acto de conciliación

Si se llega a un acuerdo con la empresa en el acto de conciliación en el SMAC, levantan acta y se resuelve la reclamación. Si no se llega a un acuerdo, hacen el acta indicándolo.

4. Sin acuerdo en el acto de conciliación de tu reclamación laboral

Si no hay acuerdo, tendrás que presentar una demanda por tu caso en el juzgado de lo social de tu provincia. Cuando se admite a trámite, se fija un día para la celebración del juicio.

Puedes acudir sólo al juicio, pero no te lo recomendamos. Es un proceso complejo y técnico en el que te viene muy bien la ayuda de un abogado laboralista. Cuando se celebra el juicio hay que esperar a que el juez dicte sentencia.

5. Si el juez considera que tu despido es improcedente

Si el juez dice que el despido es improcedente, el juez lo comunicará a la empresa. Esta tiene 5 días para decidir si te readmite o te paga la indemnización correspondiente. Si la empresa opta por readmitirte, tienen que pagarte los salarios de los meses que ha durado el proceso, además de que podrás volver a tu puesto de trabajo

Si en esos 5 días la empresa no se ha pronunciado se entiende que la empresa readmite al trabajador. Si no te permite esa reincorporación, hay que presentar una demanda de ejecución para reclamarlo.

Por eso nuestro consejo es que siempre estés asesorado por un profesional que te vaya guiando en estos pasos.