Para calcular la indemnización que te correspondería tienes que tener primero en cuenta qué tipo de despido o cese has sufrido. Puede ser uno de estos tres:

  1. Cese por finalización del contrato temporal. La ley establece que tienes derecho a una indemnización de 12 días de salario por año trabajado. Si no llega al año, recibirás la parte proporcional.
  2. Despido por causas objetivas. Se establece que tienes derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.
  3. Despido disciplinario. Si conseguimos que se declare improcedente, la ley establece que tienes derecho a una indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades (en los casos en los que haya relación laboral anterior a febrero de 2.012 se puede reclamar 45 días por año).

¿Cómo se calcula la indemnización por despido?

  • Lo primero que tienes que hacer es ver tu salario base (incluyendo las pagas extras prorrateadas).
  • Ese salario lo divides entre 30, para calcular el salario por día y lo multiplicas por los días de indemnización que te correspondan.
  • El resultado que te dé es la indemnización a la que tienes derecho.

Nota: recuerda que en el despido objetivo puedes cobrar 12 meses de indemnización como máximo y en el disciplinario 14.