Para calcular la indemnización que te correspondería tienes que tener primero en cuenta qué tipo de despido o cese has sufrido. Puede ser uno de estos tres:

  1. Cese por finalización del contrato temporal. La ley establece que tienes derecho a una indemnización de 12 días de salario por año trabajado. Si no llega al año, recibirás la parte proporcional.
  2. Despido por causas objetivas. Se establece que tienes derecho a una indemnización. El despido se puede considerar procedente o improcedente. En caso de que tu despido sea procedente, te corresponden una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Si tu despido se considera improcedente, te corresponde una indemnización de 33 días de salario por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades.
  3. Despido disciplinario. Si la empresa pudiera demostrar este tipo de despido, no te correspondería indemnización, pero si conseguimos que se declare improcedente, la ley establece que tienes derecho a una indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades (en los casos en los que haya relación laboral anterior a febrero de 2.012 se puede reclamar 45 días por año). Entre las causas que se recogen como motivo de un despido disciplinario están el robo, acoso o desobediencia. Las ausencias injustificadas al puesto de trabajo también pueden ser motivo de despido disciplinario.

Nota: Conoce a los expertos en derecho laboral de reclamador.es

¿Cómo calcular la indemnización por despido que me corresponde?

  • Lo primero que tienes que hacer es ver tu salario base (incluyendo las pagas extras prorrateadas).
  • Ese salario lo divides entre 30, para calcular el salario por día y lo multiplicas por los días de indemnización que te correspondan.
  • El resultado que te dé es la indemnización a la que tienes derecho.

Cuando tu empresa te entregue el finiquito, documento en el que deben aparecer desglosadas las cantidades que te deban abonar por finalización de contrato, ponte en manos de un abogado laboralista experto que te ayude a reclamar la indemnización por despido que te corresponde.

¿En qué momento empieza a contar es el plazo para reclamar un despido?

El plazo para reclamar un despido es de 20 días hábiles. Como te contamos, son días hábiles, por lo tanto no se tienen en cuenta festivo, ni sábados o domingos en el cómputo de los días para presentar la demanda por despido ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación.

Este plazo de 20 días hábiles empieza a partir del día siguiente al día de efectos del despido.

Te puede interesar:

  1. ¿Qué es el SMAC?
  2. ¿Qué documentos necesito para reclamar un despido?

Nota: recuerda que pese a no sea necesario contar con un abogado laboralista para realizar tu reclamación por despido, sí es totalmente aconsejable. Existen unos determinados tiempos y procesos que de no cumplirse perderás tu derecho a reclamar la indemnización por despido que te corresponde.