Lo primero que tienes que saber es qué se considera movilidad geográfica en tu trabajo. Para ello, tienen que enviarte a más de 35 km de tu domicilio.

También puede considerarse movilidad geográfica si el tiempo que tardes en llegar a tu centro de trabajo sea más de 20% de tu jornada laboral.

Qué puedo hacer si me pasa

  • En primer lugar puedes aceptar el cambio. Ten en cuenta que si lo aceptas no tendrás derecho a ningún tipo de contraprestación ni indemnización por este motivo.
  • Solicitar la extinción del contrato. Si no te compensa el cambio de lugar de trabajo, puede optar por terminar con la relación laboral con la empresa. En este caso te correspondería una indemnización de 20 días por año trabajado.

Ten en cuenta que la empresa tiene que cumplir con el requisito formal de comunicarte la decisión con una antelación de 30 días a la fecha de hacerse efectivo el cambio.

Si no dan la extinción laboral, puedes reclamarlo

Puede ocurrir que la empresa no quiera terminar la relación laboral que mantiene contigo por esta causa. En estos casos, si dejas de ir a trabajar o terminar de forma unilateral dicha relación, se entendería como baja voluntaria y no podrías reclamarlo.

Es importante que si la empresa no quiere tener en cuenta este derecho que tienes como trabajador, lo reclames lo antes posible, pero sin causar baja voluntaria porque perderías el derecho a indemnización y también a prestación por desempleo en el caso de que te correspondiese.

Por eso, ante cualquier duda, lo mejor es que te asesore un profesional del derecho laboral. Nosotros podemos decirte de forma gratuita y sin compromiso si pudieras reclamarlo y cuánto te correspondería de indemnización.