Hay ocasiones en las que cuando se produce un accidente, la compañía aseguradora declara el siniestro total del vehículo accidentado.

Pero, ¿es obligatorio aceptar esta declaración de siniestro total en todos los casos?

¿Cuándo estoy obligado a aceptar el siniestro total?

Sólo estarás obligado a aceptar el siniestro total de tu vehículo si se cumplen dos condiciones:

  • Que el culpable del accidente hayas sido tú.
  • Que tengas un seguro a todo riesgo.

Nota: si no tienes un seguro a todo riesgo y el accidente ha sido culpa tuya, tendrás que asumir la reparación del vehículo.

¿Cuándo no estoy obligado a aceptar el siniestro total?

No siempre vas a tener que aceptar el siniestro total de la aseguradora. Si el accidente no fue producido por ti, puedes optar por la reparación del vehículo siempre que se den estos requisitos:

  • Que seas tú quien anticipe el importe de la factura (posteriormente la compañía de seguros tendrá que abonarte dicho importe).
  • Que el coste de la reparación no supere el triple del valor venal del vehículo. Podrás encontrar más información sobre qué es el valor venal del vehículo en este artículo.

¿Cuándo puedo reclamar?

Siempre que hayas sufrido un accidente del que se desprenda una indemnización, te compensa hacer una reclamación. Normalmente las compañías aseguradoras ofrecen sumas que no se ajustan a lo que realmente te corresponde. Por eso, aconsejamos siempre el asesoramiento de un profesional para que puedas conseguir la indemnización máxima.

Si necesitas ayuda en este aspecto, ponemos a tu disposición un sólido equipo de abogados de accidentes de tráfico para ayudarte. Sólo tienes que completar este formulario para ponerte en contacto con ellos.

También te puede interesar