Es lo que se conoce como consentimiento informado. Es una autorización del accidentado para que el perito pueda consultar su historial médico, tanto el relativo al accidente de tráfico como a cualquier antecedente previo que hayas podido tener y que justifique las lesiones.

Te harán firmar un documento por el que autorizas a que tus datos pasen a formar parte de un fichero que compartirán todas las aseguradoras, en principio para prevenir el fraude. Este último documento puedes negarte a firmarlo.