Si tu empresa no te paga las respectivas nóminas o sufres retrasos continuados en tu salario, puedes demandar a la empresa, bien para regularizar la situación y cobrar las cantidades adeudadas o bien para solicitar la extinción de la relación laboral.

Reclamar a la empresa por cantidades debidas y continuar trabajando

Si quieres continuar en la empresa, puedes reclamar las cantidades devengadas (las horas o servicios que ya has realizado) y no te han sido abonadas.

Interponer una demandalaboral puede generar un conflicto adicional. Pero ese conflicto en ningún caso podría generar un despido, ya que si sucede eso sería un despido nulo.

Un despido nulo conlleva la inmediata readmisión del empleado en su puesto de trabajo.

Si tu empresa te debe dinero, debes saber que el plazo para presentar la papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación es de un año. Es decir, desde que se produjo el impago de tu nómina o algún otro concepto como las horas extraordinarias, tienes un año para iniciar tu reclamación. En reclamador.es dispones de abogados laboralistas que te ayudarán a recuperar tu dinero.

Solicitar la extinción de la relación laboral por impago de nóminas

Otra opción que te corresponde como trabajador es presentar una demanda ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación solicitando la extinción de la relación laboral con motivo del incumplimiento grave del contrato.

Un abogado laboralista te ayudará también a reclamar, en este caso, una indemnización por despido de 33 días de salario por año trabajado en la empresa.

Esta información también te puede interesar: