Algunos impuestos como el de Plusvalía Municipal son susceptibles de ser reclamados por algún motivo. Pero para ver si es posible hacerlo, hay que tener muy en cuenta como se ha abonado dicho impuesto.

Existen dos formas de hacerlo: con una autoliquidación o con una liquidación del mismo. Vamos a verlas a continuación.

Liquidación de un impuesto

En estos casos la cantidad a pagar es calculada por el Ayuntamiento. Tu sólo le indicas que has vendido un bien. Con esta información, el consistorio de turno va a realizar el cálculo y a cuantificar cuánto te tocaría pagar por dicho tributo. Con esto, te van a girar una cantidad a tu cuenta que será cobrada de la misma.

Lo importante de este aspecto es que tienes un mes desde que te cobraron el impuesto para iniciar tu reclamación. Si ha pasado este plazo y no lo has hecho, lamentablemente no podrás recuperar el dinero que te han cobrado de más posteriormente.

Autoliquidación de un impuesto

En este caso eres tú quien completas el impreso o le pidas al ayuntamiento que lo haga con las necesidades de cuantificación que tú le das. Además, eres tú quien hace el pago del mismo.

Aquí vas a tener más tiempo para iniciar la reclamación una vez pagado el impuesto. El plazo es de cuatro años.

¿Qué hacemos en reclamador.es?

En reclamador.es te vamos a revisar tu caso cuando nos envíes la documentación necesaria y te vamos a indicar si se puede reclamar y cuánto podrías reclamar.

Este trámite es gratuito y sin ningún tipo de compromiso. A partir de aquí, decides si quieres seguir adelante con la reclamación o no.

Además, no vas a tener que adelantar ningún gasto ya que también se incluye el perito en nuestros honorarios. Y si no ganamos, no pagas dichos honorarios.

¿Cuanto puedo recuperar si pagué el impuesto de plusvalía municipal?

En los casos en los que pagaste el impuesto de plusvalía municipal pero vendiste el terreno o inmueble por menos de lo que te costó adquirirlo, podrías recuperar la totalidad de lo pagado.

En el caso de que no hubiera pérdidas en la trasnmisión del bien, hay que estudiar tu caso de forma personalizada porque también es posible que se pueda recuperar una parte o la totalidad de lo pagado.