Cuando te enviamos el informe de viabilidad hacemos una estimación de lo que te correspondería con los datos que aparecen en la escritura de tu préstamo.

Pero cuando el banco calcula tu compensación definitiva tiene en cuenta otros factores: bonificaciones, amortizaciones de capital, acuerdos puntuales que hayas podido firmar o rebajas que te hayan aplicado.

Por eso las cantidades pueden variar. Para poder comprobar que la cantidad es la correcta tienes que pedir un cuadro de amortización del préstamo (puedes solicitarlo en este enlace)