Si has sufrido un accidente de tráfico pero has sido el culpable, hay varias cosas que tienes que tener en cuenta.

¿Me corresponde una indemnización por accidente si ha sido culpa mía?

La única manera de que al tener un accidente, no cobres al menos una parte de la indemnización, es que se te de lo que llamamos culpa exclusiva. Significa que el resto de implicados o factores que han intervenido no hayan tenido nada que ver con el accidente, y se pruebe que hicieron todo lo posible para evitarlo. En ese caso, se considera que la actitud del accidentado es la única causa del accidente.

¿Qué ocurre con las facturas del médico o rehabilitación?

En la mayoría de las pólizas de seguro la recuperación la suele cubrir la propia compañía aseguradora. Por tanto, si eres el culpable del accidente y has sufrido daños físicos puedes iniciar la recuperación o rehabilitación sabiendo que la va a cubrir el seguro.

No obstante, hay algunas pólizas que no cubren la totalidad de los tratamientos al estar limitados a una cantidad. Es decir, si tu póliza te cubre hasta 6.000 euros y la factura del hospital es de 8.000, vas a tener que soportar tú esos 2.000 euros de diferencia.

¿Y mi vehículo?

Lamentablemente, y salvo que tengas un seguro a todo riesgo, si el vehículo ha sufrido daños, no lo va a cubrir tu póliza si has sido el culpable.

Si tenemos un seguro a todo riesgo y nos considera el vehículo como siniestro total, tendremos que aceptarlo. Por tanto, no podríamos reparar el coche y solicitar al seguro el importe de la reparación, como sí podríamos hacer si no fuéramos el culpable del accidente.

¿Y voy a tener que pagar algo por el accidente?

En principio la aseguradora se hace cargo. Pero hay ciertos supuestos en los cuáles la compañía puede repetir contra ti. Son los siguientes:

  • Que los daños excedan lo contratado por el seguro de responsabilidad civil. Si tu póliza tiene una limitación en la parte de responsabilidad civil y los daños son mayores, tendrías que soportar la diferencia.
  • Que el conductor no sea el asegurad, ni el autorizado, ni cumpla ciertos requisitos. Normalmente ser menor de 25 años o tener menos de dos años de antigüedad de carnet de conducir.
  • Dar positivo en alcohol o drogas. Así como también si el accidente se produjo voluntariamente.

También te puede interesar