Con la nueva normativa y, en concreto, en base al baremo 2016 tienes que permitir la visita del perito contrario. En caso contrario no tendrás derecho a cobrar intereses de demora.