El informe pericial no siempre es necesario para valorar tu indemnización. Hay que ver cada caso específico.

Los casos en los que no consideramos estrictamente necesario el informe pericial son aquellos en los que cuentas con la siguiente documentación:

  • Los informes médicos de urgencias.
  • Partes de seguimiento y demás documentación generada a lo largo del proceso de curación.
  • El alta médica si no deja lugar a dudas sobre las lesiones ocasionadas y sus secuelas.

Si disponemos de esos datos podremos validar tu reclamación sin necesidad de informe pericial.