Sí, aunque hay alguna excepción. Es lo que se conoce como libre designación de abogado. Es una cláusula que la gran mayoría (no todos) tenemos en la póliza de seguros por la cual nos devolverán todo o parte de los honorarios del profesional que hayamos designado a nuestra elección.

La mayoría de las compañías aseguradoras establecen un límite máximo en relación a la devolución de los honorarios del profesional que hayamos designado. El límite que suelen establecer la mayor parte de las compañías es de 3.000 euros, aunque hay compañías que pueden ofrecer límites de hasta 6.000 euros, pero pagando un suplemento en la prima final.