Reclamar no es de primeras agradable. Nosotros te ayudamos, haciendo el proceso más fácil. Pero aun así te recomendamoss que tengas algo de paciencia para que los obstáculos no te hagan desistir.

  1. Comprobamos que tu negligencia es reclamable
  2. Solicitamos el historial clínico
  3. Un perito especialista valora tu caso
  4. Intentamos llegar a un acuerdo amistoso
  5. Si no hay acuerdo amistoso, presentamos demanda
  6. Te ingresamos tu dinero

1. Comprobamos que tu negligencia es reclamable

En reclamador.es podemos ayudarte si has sido víctima de una negligencia dental o médica. Pero lo primero que tienes que saber es si tu caso es reclamable. La forma más fácil de hacerlo es completando el formulario por negligencia médica o dental.

Te haremos varias preguntas y te pediremos que nos adjuntes alguna documentación para poder valorar tu caso. Cuando lo tengamos todo, un abogado especialista y un perito podrán valorarlo. Ten en cuenta que puede tardar varios días en función a la carga de trabajo que haya en ese momento.

Si tienes dudas, estos artículos pueden serte de ayuda.

Es muy importante que nos aportes toda la documentación que tengas sobre tu caso para poder llevar a cabo la reclamación. Si tienes dudas por la documentación que nos tienes que aportar en cada caso, consulta el siguiente artículo para orientarte:

Cuando creas una reclamación, tienes la oportunidad de aportar la documentación necesaria en el paso del formulario llamado "documentos", por eso es importante que la tengas preparada y escaneada cuando lo completes.

Pero no te preocupes, si no la tienes a mano en ese momento, podrás aportarla después. Podrás hacerlo desde tu área privada. En los siguientes artículos te lo contamos:

Nota: debes aportar la documentación con buena calidad, para que sea legible.

2. Solicitamos el historial clínico

Una vez que completas el formulario y nos aportas la documentación necesaria, vemos si tu reclamación es válida.

Uno de los documentos que vamos a necesitar para validar tu reclamación es el historial clínico. Nosotros procederemos a solicitarlo a la clínica u hospital en tu nombre. Es decir, ejercitaremos el derecho de acceso a la historia clínica en tu nombre.

Si no fuera posible, en este artículo te indicamos cómo puedes conseguirlo.

3. Un perito especialista valora tu caso

Tras obtenerlo, un perito médico valorará la viabilidad de tu caso. Te informaremos si es médicamente viable y por qué.

Si tuvieras que aportar más documentos, no te preocupes, te vamos a avisar mediante correo electrónico.

Este artículo pueden ser de utilidad:

Consejo: es muy importante que tengas tu email y teléfono actualizados, por si necesitamos contactarte.

4. Intentamos llegar a un acuerdo amistoso

Después de validar la reclamación, siempre intentamos llegar a un acuerdo. Aquí depende de si es una reclamación por negligencia dental o médica.

  • Si es una negligencia médica

Si la negligencia la sufriste en una clínica pública, hay que interponer una reclamación patrimonial frente a la administración o reclamar a su aseguradora. Esta reclamación es previa a la vía judicial. En el caso de hospitales de titularidad privados, se intenta una reclamación previa directamente con la clínica.

  • Si es una negligencia dental

En estos casos la forma de proceder previa a la vía judicial es una reclamación directamente con la clínica.

Si tuvieramos una propuesta de acuerdo por parte de la clínica, siempre te vamos a contactar para que puedas validarla. Si no estás de acuerdo con ella, llegamos contigo hasta el final por la vía judicial.

5. Si no hay acuerdo amistoso, presentamos demanda

Si no llegamos a un acuerdo amistoso, tenemos que iniciar la vía judicial. Si esto se produce te informaremos de ello.

En este caso, presentaremos la correspondiente demanda asistidos por abogados especialistas en derecho sanitario y peritos especialistas de la rama de la medicina específica de la que se trate tu caso.

Como sabes, un proceso judicial puede llegar a ser algo tedioso, lento y que no controlamos. Dependemos totalmente de la actividad y carga de trabajo del juzgado en el que recaiga.

Una vez se resuelva, pueden pasar dos cosas:

  • Si el juez dicta una sentencia favorable. Significa que hemos ganado el caso. Aquí te informaremos sobre la sentencia y lo que ha concedido el juez.
  • Si el juez dicta una sentencia desfavorable. En este caso significa que hemos perdido el caso. No te preocupes porque no tendrás que pagarnos nada. Además, si te hemos indicado al principio del proceso que si perdemos asumimos las costas, tampoco tendrás que hacer frente a las mismas.

6. Recibes tu dinero

Tanto si ha habido acuerdo amistoso como si hemos ganado el caso judicialmente, contactaremos contigo para informarte de cómo y cuando recibirás el pago de tu indemnización.

Todo el proceso puede durar entre un año y medio y dos años. Pero los plazos siempre dependerán del juzgado.

Además, te vamos a enviar la factura por nuestros servicios, que tendrás disponible también en tu área privada.