Lamentablemente una negligencia médica puede darse también en menores de edad. En ese caso, también es posible hacer una reclamación para poder

¿Cómo se hace una reclamación por negligencia médica en un menor?

Reclamar una negligencia médica de un menor tiene el mismo procedimiento, plazos y características que una de un adulto.

Es decir, completar el formulario, presentar la reclamación amistosa y, sino, iniciar la vía judicial. La única diferencia está en que para poder llegar a cabo la reclamación, tiene que hacerlo su representante legal.

¿Qué se necesita para reclamar una negligencia médica en un menor?

Para poder reclamarla, necesitamos, como en el resto de reclamaciones de este tipo, el historial médico del menor. Además, como reclama el padre, madre, o tutor legal, un documento que acredite dicha condición, como puede ser el libro de familia o un documento judicial o notarial de nombramiento de tutor.

Te puede resultar interesante este artículo:

¿Cómo conseguir el historial clínico?