Lo primero que tienes que saber es que no estás obligado a trabajar más horas de las que marca tu contrato. Y puedes negarte a hacerlas si te las piden.

Otra cosa es que hayas pactado hacer horas extras a cambio de un precio y no te las estén pagando. Si este es tu caso y tenemos cómo probarlo se puede hacer una reclamación de cantidad.

Si te negaras a hacer estas horas y te despidieran, sería un despido improcedente, y te corresponderían 33 días de salario por año trabajado como indemnización.