Los fondos de inversión son productos populares y no como otro tipo que los bancos han intentando vender a los consumidores.

Al ser generalmente conocidos (siguen además estando a disposición del cliente de un banco que quiera invertir en ellos), no se presupone que hubo una falta de información por parte de la entidad a la hora de venderlos.

Además, tampoco está demostrado que hubiera una estrategia comercial agresiva y masiva para comercializarlos.

Por ello, este tipo de reclamaciones no suelen tener éxito.

Consejo: si quieres cursar una reclamación de este tipo, nuestro consejo es que dirijas una queja ante el servicio de atención al cliente de tu banco con acuse de recibo.