Entre todos los productos bancarios que se comercializaron a los usuarios en los últimos años se encuentran los fondos de inversión.

¿Qué es un fondo de inversión?

Los fondos de inversión se configuran como un instrumento de ahorro. En él invierten su dinero un gran número de personas.

La entidad financiera pone en contacto a ese gran número de personas que invierten en el mismo fondo y se ocupa, además de gestionarlo. Por ello cobra una serie de comisiones. El banco además se encarga de invertir ese dinero en diferentes productos como acciones, activos monetarios, etc, intentando sacar rentabilidad de estas acciones.

Los fondos de inversión son productos populares y no como otro tipo que los bancos han intentando vender a los consumidores.

¿Se pueden reclamar los fondos de inversión?

Al ser generalmente conocidos (siguen además estando a disposición del cliente de un banco que quiera invertir en ellos), no se presupone que hubo una falta de información por parte de la entidad a la hora de venderlos.

Además, tampoco está demostrado que hubiera una estrategia comercial agresiva y masiva para comercializarlos.

Por ello, este tipo de reclamaciones no suelen tener éxito. Y nuestro consejo es no iniciar un procedimiento judicial que puedes acabar perdiendo y asumiendo las costas.

Consejo: si quieres cursar una reclamación de este tipo, nuestro consejo es que dirijas una queja ante el servicio de atención al cliente de tu banco con acuse de recibo.