Cuando inicias una reclamación bancaria en ocasiones va a ser necesario presentar una demanda en el juzgado para poder recuperar tu dinero.

En este sentido, legalmente se establecen una serie de representantes que te acompañan durante todo el proceso mientras éste se encuentre en el juzgado. Hablamos fundamentalmente de tu abogado y el procurador.

¿Qué es un procurador?

Un procurador es un profesional del Derecho que se encarga de representar a personas físicas o jurídicas ante los Tribunales. Son los encargados de realizar una serie de funciones que ayudan a que se agilice el proceso judicial.

Están en comunicación directa con el juzgado y reciben las notificaciones del mismo. Una de sus principales funciones es estar muy pendientes de todos los plazos de presentación de escritos. En resumen es el que se encarga de las cuestiones procesales una vez la demanda entra en el juzgado.

¿Y qué es un poder?

Un poder es un documento oficial en el que una persona otorga la capacidad a otra u otras de realizar una serie de funciones en su nombre.

En este caso, estamos hablando de un poder para pleitos, en el que se apodera a tu abogado y procurador para que pueda representarte durante todo el proceso judicial.

Hay dos formas de realizar este poder:

  • Ante un notario. Tiene un coste. En reclamador.es contamos con una red de notarios en los que puedes ir a firmar el poder sin adelantar su coste. Si posteriormente se gana la reclamación, se descontaría la cuantía de tu indemnización.
  • Un poder apud acta. Es un documento oficial pero en este caso se firma en el juzgado y no tiene coste.

Dependiendo de tu localidad de residencia te indicaremos cual es la opción más rápida y cercana.

Y si resides en el extranjero informamos para indicarte como firmar el poder en tu embajada o consulado más cercano.

También te puede interesar