Lo primero que tienes que saber es que casi todas las reclamaciones que estamos presentando de banca lo estamos haciendo mediante demanda judicial.

Nos vemos obligados a hacerlo porque las entidades bancarias no quieren llegar a acuerdos antes de presentar la demanda.

Las demandas pueden tardar unos 12 meses en resolverse, pero depende de la carga de trabajo del juzgado que la gestione.