Normalmente los juzgados juzgan asuntos internos de cada país, ya que cada legislación es diferente.

En Europa, tenemos parte de legislación común en algunos asuntos poro la integración en la Unión Europea.

De hecho, la legislación en materia de tráfico aéreo viene regida por un reglamento europeo que establece una serie de derechos para los pasajeros asociados a unas indemnizaciones si son incumplidos.

No obstante, hay casos que no podemos tramitar porque los jueces y tribunales españoles no tienen competencia para hacerlo.

Son casos de vuelos internos de países que no pertenecen a la Unión Europea, por ejemplo, un vuelo de Sao Paulo a Brasilia. Tampoco podríamos llevar un vuelo de Madrid a Bogotá con una compañía no europea en la que la persona afectada no tuviera nacionalidad o residencia en España.