Si has tenido una cancelación en tu vuelo y como consecuencia has llegado con más de tres horas de retraso a tu destino, es muy posible que puedas obtener una indemnización de entre 250 y 600 euros. Esta cantidad va a depender de la distancia entre el origen y el destino de tu viaje.

Para poder hacer la reclamación, además de completar un formulario con tus datos y alguna información sobre lo ocurrido, van a ser necesario una serie de documentos para poder demostrar los hechos.

Hay varios documentos que son imprescindibles y sin los cuáles no podríamos seguir adelante con tu reclamación por cancelación de vuelo. Son los siguientes:

  • DNI, NIE o Pasaporte. Es necesario para acreditar tu identidad.
  • Billete/Confirmación de reserva. Sirve para probar el vuelo que tenías contratado originalmente.
  • Tarjeta de embarque (original y alternativa). La original nos vale para probar a qué hora tenía que salir el vuelo. Si te han comunicado la cancelación con antelación es posible que no la tengas. La tarjeta de embarque alternativa acredita a qué hora llegaste realmente a tu destino. Nos vale tanto en formato físico, como digital o passbook.
  • Autorización de representación firmada para poder representarte a la hora de reclamar frente a la compañía aérea.

Documentos opcionales que ayudan

Hay algunos documentos opcionales que pueden ayudar a realizar todos los trámites de la reclamación. Son los siguientes.

  • Certificado de cancelación emitido por la compañía aérea. Así podemos acreditar que el vuelo se ha cancelado.
  • Certificado de cancelación expedido por AENA. Si no tienes el anterior, también puedes solicitarlo a este organismo, aunque tardan un tiempo en enviártelo.

Si tienes los dos, mejor que subas los dos documentos. Si quieres empezar una reclamación por cancelación de vuelo y ya tienes esos documentos, sigue este enlace.

Si viajabas con menores

Cuando viajas con menores, es necesario que subas el siguiente documento.

  • Libro de familia (debe estar completo, con la página donde aparecen los titulares, padres, y las páginas de los menores). Es necesario para que puedas reclamar en su nombre, así se acredita que eres su representante legal.
  • También puede ser la inscripción en el Registro Civil o la partida de nacimiento.

Nota: es importante que si te animas a reclamar, subas tus documentos con fondo claro y un enfoque legible.

También puede interesarte: