En ocasiones las aseguradoras utilizan este tipo de informes biomecánicos en lo que se denomina como accidente de baja intensidad.

¿Qué es un accidente de baja intensidad?

Un accidente de baja intensidad se considera cuando los daños en el vehículo son escasos. Apoyándose en esto, las aseguradoras afirman que si esto es así, los daños físicos o lesiones que una persona puede sufrir también son escasos y, por tanto, no indemnizables.

¿Qué es un informe biomecánico?

Para responder a esta pregunta primero hay que ponerla en contexto. Este tipo de informes son usados básicamente por las aseguradoras para evitar pagar indemnizaciones por lesiones de latigazo cervical.

Nota: consulta en este artículo qué es y cómo se puede conseguir una indemnización por latigazo cervical.

Como son lesiones muy difíciles de demostrar, las aseguradoras realizan este tipo de informes para no indemnizar.

Estos informes, dicho de un modo meridiano, contienen la información del desplazamiento que ha sufrido el vehículo para así poder demostrar que no ha habido daño o lesiones físicas.

¿Y puedo reclamar si el informe biomecánico es negativo?

Existen en la actualidad numerosas sentencias en las que se obliga a la aseguradora a indemnizar a la víctima del accidente a pesar de tener un informe biomecánico negativo.

Por eso, lo mejor es asesorarse de abogados expertos para que puedan indicarte si tu caso es viable o no.

En reclamador.es sólo tienes que completar el formulario y te lo indicaremos. Además, recuerda que sólo cobramos al final del proceso si ganamos. En caso de necesitar un perito para hacer un informe pericial, también está incluido dentro de nuestros honorarios, por lo que no vas a tener que pagarlo a parte.

También te puede interesar