Esto depende del tipo de reclamación que estés cursando. Hay unos plazos medios de duración de las reclamaciones por productos, pero son muy orientativos.

Cada reclamación puede tardar más o menos en función de varios factores:

  • El juzgado en el que recaiga la demanda (si es necesario iniciar la vía legal).
  • Lo que tardes en aportar la documentación necesaria.
  • Si el juzgado nos requiere algún tipo de documentación adicional.

Consejo: si nos aportas la documentación visible y clara, tu proceso tardará menos.