Lo más habitual es que cobres entre los 30 y 60 días posteriores a que te den el alta médica.

Pero tienes que tener en cuenta que hay procedimientos que se complican. En ocasiones es necesario ir a juicio para poder cobrar tu indemnización.

Si es necesario ir a juicio, el proceso puede alargarse en torno a cuatro o cinco meses más.

Nuestra recomendación es que no tengas excesiva prisa en cobrar tu indemnización o, al menos, no se lo manifiestes a la compañía aseguradora, pues es posible que atendiendo a tu necesidad de cobrar rápidamente te ofrezca una oferta a la baja, es decir, que te ofrezca una indemnización inferior a la que por ley te corresponde.

Para saber cómo cobrarás tu indemnización por accidente, hay que diferenciar si la aseguradora a querido llegar a un acuerdo en vía prejudicial o bien hemos tenido que acudir a la vía judicial para reclamar tus derechos.

El baremo para calcular la indemnización por accidente de tráfico

La Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, más conocida como la "Ley del Baremo" establece según diferentes tablas, las cuantías de las indemnizaciones por accidente de tráfico según la situación en la que nos encontremos.

Se trata de casi 500 páginas en las que se recogen esas cuantías. Como puedes imaginar, es fundamental contar con un abogado experto en accidentes de tráfico que sepa analizar esas tablas y establezca, según ellas, la máxima indemnización posible.

También puede interesarte: