Cuando hablamos de allanamiento, que es un término jurídico, queremos explicar la siguiente situación.

Una vez que presentamos una demanda por tu reclamación en el juzgado, éste remite la misma a la parte contraria. Cuando la recibe, puede aceptar la demanda (implica que va a pagar lo que le reclamamos) o decir que no está conforme y oponerse.

Si acepta la demanda, se produce un allanamiento de la parte contraria, y empieza el proceso del pago de la reclamación.