Si no negociaste la cláusula suelo con el banco antes de contratar la hipoteca y la entidad se limitó a introducirla en tu préstamo sin realizarte simulaciones o comparativas con otros tipos de préstamo, existen altas probabilidades de que tu cláusula sea declarada nula.

Los bancos no informaron, en la mayoría de casos, de forma clara y transparente antes de contratar la hipoteca y por eso tienen que devolver todo lo pagado por la aplicación de la cláusula suelo.

La devolución debe ser total tal y como ha dicho recientemente el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La forma que tienes de demostrar si te informaron o no es con la oferta vinculante. La oferta vinculante es un documento en el que se informaba brevemente de las condiciones del préstamo. Aunque la hubiera, si no te informaban en ella de la cláusula suelo, puedes reclamar.