Trabajadores, acreedores e inversores pendientes del futuro de Abengoa. Claves para reclamar

Trabajadores, acreedores e inversores pendientes del futuro de Abengoa. Claves para reclamar

  • reclamador asesorará a los perjudicados por la situación de la multinacional de energías renovables, quienes deben buscar la mejor defensa de sus intereses antes de marzo, fecha en la que se cumple el plazo de la empresa para eludir el procedimiento concursal

  • La plataforma de reclamaciones online de referencia en España se convierte en la primera empresa del país en lanzar una iniciativa para ayudar a todos los afectados por el preconcurso de acreedores de la compañía andaluza

Madrid, 1 de diciembre 2015 – reclamador ha lanzado la plataforma #AfectadosAbengoa, pionera en España, para asesorar a trabajadores, acreedores e inversores perjudicados por el preconcurso del grupo Abengoa. La empresa de renovables dispone ahora de cuatro meses para alcanzar un acuerdo y eludir el procedimiento concursal. Por eso, reclamador recomienda a los afectados que de adelanten y consulten con profesionales qué pueden hacer antes de que la multinacional de energías renovables entre en quiebra, lo que sería el mayor concurso de acreedores de la historia empresarial española. En este último caso, la empresa estaría en una situación en la que no podría hacer frente a todos los pagos que adeuda.

En ese sentido, Francisco Hernández, director legal de reclamador, señala que “si se está en alguno de los supuestos anteriores, es decir, se es trabajador, inversor o acreedor, hay que ponerse en manos de especialistas, quienes podrán asesorar y ayudar a recuperar el máximo capital posible (factura impagada o inversión en bonos) o bien hacer que los derechos laborales de cada usuario sean respetados”.

Por ello, a través de una página específicamente creada para estos tres casos, los usuarios pueden dejar sus datos de contacto y contar su situación a la plataforma de reclamaciones, que buscará la mejor defensa de sus intereses ante la empresa sevillana, sin ningún coste inicial para los afectados.

Situación de cada perfil ante el preconcurso:

Trabajadores: una de las medidas habituales es la suspensión de contratos (ERTEs) o los despidos (EREs). En estos casos, Abengoa puede intentar pagar menos finiquitos y en caso de hacerse efectivo el concurso solo estaría obligada a abonar salarios de los últimos 30 días. reclamador recomienda que en cuanto haya un impago se reclame la cuantía adeudada.

Hay unos 6.000 trabajadores de la empresa en España, la mayoría en Andalucía, y fundamentalmente en Sevilla.

Acreedores: si hay facturas impagadas de Abengoa, la empresa puede intentar negociar la deuda reduciendo su cuantía. Si se entra en concurso y no se está de acuerdo con la cantidad o el tipo de crédito reconocido, el afectado deberá reclamar de la mano de un abogado para maximizar el cobro y evitar quitas desproporcionadas.

Inversores: este es el colectivo de afectados más desprotegido, ya que sólo cobrarían en el caso de que Abengoa liquidase íntegramente otros créditos preferentes (contra la masa y privilegiados) y si quedara capital. Teniendo en cuenta el recorrido de la compañía andaluza en los últimos años, se puede optar por solicitar la nulidad de las inversiones (acciones, bonos, etc.) y obtener la devolución de lo invertido.

Por último, Pablo Rabanal, CEO de reclamador, explica que “desde reclamador nos ponemos siempre del lado de los usuarios para luchar contra los abusos de las grandes compañías, y más ahora ante una situación extremadamente delicada como es la de Abengoa, que puede agravarse en caso de terminar hundiéndose. Los afectados están entre la incertidumbre y el miedo de no saber qué hacer y por eso les animamos a contactarnos y a reclamar una solución al grupo energético”.