reclamador.es inicia servicio de reclamaciones de negligencias médicas incluyendo el peritaje

reclamador.es inicia servicio de reclamaciones de negligencias médicas incluyendo el peritaje

La compañía sólo cobra en caso de éxito. El servicio, que es 100% online, incluye el coste del perito y en caso de perder asume las costas del proceso, propuesta comercial inédita en el mercado español.

reclamador.es ha iniciado sus servicios de reclamaciones en el área médica poniendo el foco en primer lugar en las negligencias dentales.


Madrid, 9 de mayo de 2017 – reclamador.es inicia el servicio de reclamaciones de negligencias sanitarias con una novedad que no existe actualmente en el mercado español. La compañía online líder en reclamaciones online en nuestro país, además de sólo cobrar en caso de éxito, asumirá el coste del perito y las costas del proceso en caso de sentencia desfavorable.

El primer segmento dentro de las negligencias médicas en el que reclamador.es pondrá el foco será el de las negligencias dentales. No en vano, el 40% de los españoles visita al menos una vez al año el dentista y cada año aumentan las reclamaciones en este sentido. En 2017, se podrían registrar más de 20.000 reclamaciones dentales, según estimaciones dela compañía online.

El 70% de las reclamaciones dentales se presentan por motivos clínicos

El número de denuncias por mala praxis ante los Colegios de Odontólogos ha aumentado un 30% en los últimos cinco años, a las que hay que sumar las reclamaciones directas a las clínicas y ante entidades de consumo.

El 70% de las reclamaciones se presentan por motivos clínicos y en muchos de estos casos se puede tratar de una “negligencia” con las consiguientes consecuencias físicas, psicológicas y económicas que incidencias de este tipo acarrean para los pacientes. Desde el punto de vista sanitario, las secuelas van desde un agravamiento de la enfermedad hasta lesiones permanentes.

El número de reclamaciones crece especialmente entre las clínicas de cadenas dentales (franquicias y de aseguradoras) que, siguen creciendo y representan ya un 6% del total de clínicas en España (más de 21.000). Atienden al triple de pacientes que una clínica tradicional, pero acumulan más del 70% del total de reclamaciones con una media de 10 reclamaciones por centro al año. En las clínicas privadas tradicionales el ratio está por debajo de media de una reclamación por centro al año.

Motivos de quejas y reclamaciones

Según el informe del Consejo General de Dentistas de España (2013-2015), la gran mayoría de los afectados, un 70%, presentan reclamaciones por motivos clínicos, un 10% de ellos lo hace por motivos económicos y un 8% por motivos administrativos.

En cuanto a los tratamientos clínicos, las patologías más denunciadas, son los implantes. Estos representan el 30% de estas reclamaciones, seguido de los tratamientos con prótesis, ortodoncias, endodoncias, odontologías conservadoras (reconstrucción dental, empastes….) y cirugía.

¿Quién puede reclamar y cómo?

Toda persona que considere que un profesional de la salud dental ha actuado mal y como consecuencia de este hecho, la víctima haya sufrido un daño físico o psicológico, afectando negativamente a la salud de la misma.

El afectado debe reclamar ante la justicia. Se trata de un proceso complicado para hacerlo de manera individual, y según reclamador.es puede alargarse hasta un año, por lo que es totalmente aconsejable contar con los servicios de especialistas en la materia.

¿Qué procedimiento hay que seguir para reclamar?

reclamador.es indica que lo primero que hay que establecer es el alcance definitivo de las secuelas del afectado. Por eso, la compañía pondrá a disposición del usuario que quiera reclamar un perito que valorará de forma totalmente gratuita para el usuario las mismas, y elaborará un informe de viabilidad del caso.

Según Carlos Esteve, director de desarrollo de reclamador.es, “para denunciar y reclamar negligencias dentales y poder validar el caso en reclamador.es es necesario que con carácter previo se solicite el historial clínico al centro en el que haya tenido lugar la intervención. Con ese historial y el resto de la documentación que nos aporte el afectado acudiremos a un perito que nos informe con carácter previo de la viabilidad de la reclamación”.

La figura del perito médico es fundamental para demostrar que el usuario ha sido víctima de una negligencia, ya que éste valorará los daños producidos, el tratamiento médico seguido y esclarecerá si el error cometido por los facultativos se debe a una mala praxis o a un fallo humano. En caso de ser viable, también establecerá las cantidades económicas a las que el afectado tiene derecho.

En ese sentido, en caso de ser una reclamación viable, reclamador.es intentaría la vía amistosa para obtener la indemnización del usuario, y si es necesario, acudirá a la vía judicial para resolver la reclamación.

Pablo Rabanal, CEO y fundador de reclamador.es, señala que el nuevo servicio encaja con la misión de la compañía: “queremos ayudar a los afectados a hacer valer sus derechos de manera eficaz con un servicio online que resulte muy sencillo, lo que contribuirá a poner freno a estas situaciones en el futuro. Además, el usuario no tiene que adelantar dinero para iniciar los trámites. La compañía sólo cobra en caso de éxito, y en caso de perder asumimos las costas, lo que no hace nadie en España actualmente”.

Importe medio gastado en el dentista por consumidores en España 2016


El importe medio gastado en el dentista por los consumidores en España en 2016 fue de 610 euros. El importe más elevado gastado en tratamientos dentales en 2016 correspondió a los tratamientos de implantología con aproximadamente 1.900 euros por consumidor, más del doble de lo gastado en el año 2015, según datos de la consultora Statista.