reclamador continúa con su expansión multisectorial con las reclamaciones de telecomunicaciones

reclamador continúa con su expansión multisectorial con las reclamaciones de telecomunicaciones

  • La plataforma líder de reclamaciones online en España se adentra en un nuevo nicho de mercado en 2015, sumándose a los de aerolíneas, banca y accidentes de tráfico.
  • Solo en reclamaciones de consumidores, la web estima que hay un mercado potencial de más de 500.000 casos anuales. La Secretaría de Estado de telecomunicaciones y las juntas arbitrales de consumo tramitaron más de 71.000 casos en 2013.
  • En telecomunicaciones, reclamador extiende su modelo de negocio al adelantar los gastos judiciales del proceso si los hubiera, que sólo recupera si gana (No Win, No Fee), además de ofrecer por primera vez el servicio para empresas.

Madrid, 3 de febrero de 2015 – reclamador se adentra en las reclamaciones a operadoras de telefonía e Internet, el cuarto nicho de mercado de la empresa, dentro de su expansión multisectorial. La web, líder de reclamaciones aéreas en España, da un paso más en 2015 en su estrategia de convertirse en la plataforma de reclamaciones de consumidores y empresas online de referencia en España.
La compañía, que desembarcó el pasado año en banca y accidentes de tráfico, se decantó por el sector de las telecomunicaciones tras comprobar que es el que aglutina más denuncias por parte de los consumidores. Además, reclamador también prestará su servicio a las empresas, las cuales están desprotegidas frente a los abusos de las operadoras.
Según las estimaciones de reclamador, en España hay un mercado potencial de reclamaciones de consumidores en telecomunicaciones de más de medio millón, al margen de las empresas.
De estos 500.000 usuarios, por la vía administrativa (que engloba la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, SETSI, y las Juntas Arbitrales) la media de reclamaciones al año por parte de los usuarios asciende a 71.000. En concreto, los datos más recientes, referentes a enero de 2015, muestran que ya se han presentado en SETSI más de 2.300 reclamaciones..

Motivos de las denuncias

Los motivos principales de las reclamaciones son cargos erróneos, incumplimientos de ofertas comerciales, cobro de llamadas no realizadas, altas en servicios o productos no solicitados o publicitados de forma fraudulenta, envíos de facturas después de que los usuarios hayan solicitado la baja, penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia y retrasos en la tramitación de altas.
Los fraudes se dan en todas las operadoras, pero según los datos consultados por reclamador en el último informe presentado por la SETSI, referente a 2013, las compañías más reclamadas en función al número de abonados en telefonía fija en España fueron Orange en primer lugar, seguida de Jazztel y ONO. Si, por ejemplo, tenemos en cuenta la telefonía móvil, fue Vodafone la que aglutinó más reclamaciones ese año, por delante de Orange, Movistar y Yoigo .

Por qué con reclamador

La compañía ha extendido su modelo de negocio No Win, No Fee --iniciado en aerolíneas--, a todos los nichos de mercado donde está presente. Así, la empresa cobra por su trabajo solo en caso de éxito, elimina los costes iniciales y reduce al máximo los trámites de este tipo de procesos a través de sencillos formularios online. En definitiva, hace más fácil y accesible que todo el mundo pueda reclamar.
En el caso de telecomunicaciones, la empresa, como se indica, también adelanta los gastos que suponen el inicio de la vía judicial, que solo recupera si gana. Entran en este ámbito, aquellas reclamaciones que por competencia o materia no puedan resolverse en las vías administrativa o arbitral mencionadas anteriormente.
Al respecto, Pablo Rabanal, CEO de reclamador, explica que “la idea de fundar reclamador surgió precisamente de un tema personal que tuve con un compañía telefónica. Busqué a alguien a quien darle mi caso para que me gestionara el problema, pero no lo encontré. Las asociaciones me contaban cómo era la ley, pero no resolvían mi problema concreto”.
Por último, Rabanal indica que “telecomunicaciones es un sector estratégico por el alto volumen de reclamaciones que se generan cada año. La guerra de precios de las operadoras ha provocado que se centren más en captar clientes de otras que en atenderles bien cuando se tuercen las cosas. Además, es un sector con alto desconocimiento por parte de los consumidores sobre cómo ejercitar sus derechos y con poca protección por parte de las autoridades".