Normas y cargos adicionales para viajar en avión con material deportivo este Puente

¿Volar con tus propios esquís? Lo que necesitas saber en Ryanair, Vueling e Iberia

Madrid, 05 de diciembre de 2019. Se acerca el Puente de Diciembre. Unos días libres que son aprovechados por los amantes de los deportes de invierno para escaparse a lo montaña y disfrutar de su pasión. Esquí, snowboard, raquetas de nieve o skeleton son varias de las disciplinas que más se practican cuando la nieve llega a las cumbres. Y estos deportes tienen en común que necesitan de equipos y accesorios de un gran volumen.

España y Francia son dos de los destinos preferidos por los que practican estos deportes. Para llegar a una de las muchas pistas abiertas tanto en España como en Francia, y otros puntos de Europa, uno de los medios de transporte preferidos es el avión. Pero aquí el problema surge con el transporte de esquís, tabla de snowboard e, incluso, las botas, abrigos y demás equipación que hace falta para disfrutar y practicar estos deportes de invierno con total seguridad.

reclamador.es, plataforma legal online de defensa de los pasajeros, explica qué deben tener en cuenta los aficionados a estos deportes a la hora de viajar en avión con material de snowboard o esquí.

Esquís y tabla de snowboard: equipaje especial para las aerolíneas

Ya sea un par de esquís o una tabla de snowboard, bastones, cascos o botas, si se pretende viajar en avión con estos accesorios, hay que estudiar detenidamente la política de equipaje de cada aerolínea.

Se trata de elementos considerados equipaje especial en un vuelo y, por tanto, las compañías aéreas suelen obligar a facturar dicho equipaje. El coste puede rondar los 60 euros, dependiendo del trayecto, el peso del equipaje o su volumen.

Viajar en Ryanair, Vueling o Iberia con esquís y tablas de snow

reclamador.es ha estudiado las políticas de equipaje especial de las tres aerolíneas que más pasajeros transportaron en España en 2018 (Ryanair, Vueling e Iberia) para dar a conocer qué pueden hacer los aficionados a los deportes de invierno que viajen en avión a las principales estaciones con su propio material deportivo con una de estas compañías.

Ryanair, en sus condiciones explica que todo equipaje deportivo que no quepa en el equipaje de cabina, deberá ser facturado. La compañía low cost irlandesa no permite viajar con esquís o tabla de snow que superen los 20kg de peso. El precio varía en función del número de bultos que se añadan en la reserva como equipación deportiva.

Vueling, señala que se podrá facturar -embalado, etiquetado y protegido- como equipaje especial un par de esquíes, bastones, y botas. En cuanto a equipación para snow, esta aerolínea permite facturar como equipaje especial tabla de snow y un par de botas. Vueling únicamente permite un bulto por equipaje especial facturado y el peso máximo del mismo es de 32kg y una altura máxima de 2,7 metros. Si el pasajero quiere volar con más equipaje especial deberá contactar con los servicios de atención al cliente de esta aerolínea. El precio que marca Vueling para el equipaje especial deportivo es desde 45€ por persona y trayecto.

En el caso de Iberia, también impone restricciones a la hora de volar con material deportivo de esquí, exigiendo que este viaje en un máximo de dos bultos que no superen los 23kg. El precio de transportar con Iberia equipaje de esquí varía en función de la distancia del vuelo.

Problemas con el equipaje de esquí y snow en un vuelo

La plataforma legal online de defensa de los pasajeros explica que la pérdida o deterioro del equipaje especial da derecho a los pasajeros a reclamar hasta 1.400 euros (1.131 Derechos Especiales de Giro).

Además, reclamador.es recomienda que se realice una declaración de valor en el aeropuerto del equipaje deportivo con el que se viaja, si es material muy delicado y costoso, para poder reclamar daños o deterioros o el coste de la reparación a la finalización del viaje, para el caso en el que superen las cantidades anteriormente citadas.