Consejos para que el ‘roaming’ no te juegue una mala pasada si viajas al extranjero

Consejos para que el ‘roaming’ no te juegue una mala pasada si viajas al extranjero

  • reclamador aconseja consultar con la operadora antes de desplazarse a otro país las condiciones de la tarifa de itinerancia contratada para saber cuánto y en qué conceptos se pueden usar tanto la voz como los datos

  • Se recomienda también acordar con la tarifa elegida un “sistema de avisos” para estar en alerta cuando se exceda el consumo máximo contratado

  • Asimismo, hay que solicitar que la operadora confirme las promociones que se realicen telefónicamente mediante un mensaje la activación para evitar sorpresas en la factura

Madrid, 16 de julio de 2015 – Llega el calor, el verano, las vacaciones y los viajes para conocer otros países, y con todo ello, las operadoras de telefonía se lanzan a hacer su particular agosto con las denominadas tarifas para ir al extranjero. Las compañías ofrecen ofertas de roaming –también conocida como tarifa de itinerancia-- que permite a los usuarios hablar y navegar en otro país con su tarifa móvil de la misma manera que si estuvieran en su lugar de residencia.

Pero ¡ojo! No hay que ser incauto. Antes de usar el teléfono para llamar a casa o consultar el email gracias a que se dispone de Internet por móvil hay que conocer bien cada resquicio del contrato que se tenga con la operadora, porque luego llegan los sustos al recibir la factura a final de mes. El coste por minuto, o por mega, puede ser excesivo y no corresponderse a lo acordado.

Aunque el roaming tenga los días contados --la fecha de su desaparición es el 15 de junio de 2017--, reclamador recuerda los siguientes consejos para evitar sobrecostes por llamar, enviar mensajes o navegar por Internet a través del móvil en un Estado miembro diferente al de origen del operador.

Recomendaciones para el buen uso del ‘roaming’:

1. Hay que consultar con la compañía antes de viajar las condiciones del roaming para saber cuánto y en qué conceptos se pueden usar tanto la voz como los datos de la tarifa aplicada en España.

2. Si el usuario lo tiene a su disposición por contrato, se puede activar automáticamente el servicio de roaming en cuanto llame o navegue en el extranjero, pero la compañía procederá a facturar sin tarifa descuento. div>

3. reclamador recomienda buscar una tarifa económica con los operadores del país de destino, ya que éstos, en estas fechas, cuentan con bastantes promociones para el consumo de llamadas y datos.

4. Se aconseja también contratar con la tarifa elegida el “sistema de avisos” para estar en alerta cuando se exceda el consumo máximo contratado en dicha tarifa. Muchas veces se desconoce que se ha sobrepasado el consumo de voz/datos y de ahí las sorpresas en la factura al regresar.

5. Si no se tiene contratado, reclamador explica que se debe solicitar este servicio a la operadora antes de salir de viaje al extranjero. Si se hace telefónicamente, hay que pedir que la operadora confirme que lo ha hecho mediante mensaje la activación, ya que de lo contrario, el usuario puede quedarse incomunicado al llegar al destino, o no disponer realmente de una tarifa especial y estar realizando llamadas o navegando pensando que sí.

6. Si el roaming es de datos, en el extranjero, la compañía no aplicará las tarifas que se tenga contratada de ‘tarifa plana’, si no que se tarificarán por consumo. Para evitar facturas elevadas, hay que desactivar la conexión de datos del smartphone, e intentar usar redes wifi gratuitas, disponibles, por ejemplo, en hoteles, cafeterías y bares.

7. Por último, reclamador aconseja consultar si para el destino vacacional en el extranjero, la operadora de telefonía dispone de bonos o promociones de tarifas, las cuales serán más económicas que el roaming. Si así fuera y el usuario las elige, cuando se contrate hay que solicitar un email o un SMS que acredite la contratación y las condiciones del servicio y/o tarifa.