Lo primero que tienes que saber es que te tienen que notificar por escrito mediante una carta en la que se recojan los hechos que motivan el despido y la fecha en que tendrá efecto.

Te la pueden entregar el mismo día del despido, sin estar la empresa obligada a guardar ningún plazo para preavisarte.

Si eres delegado sindical o representante de los trabajadores, cambia el mecanismo. Aquí es necesario abrir un expediente en el que serán oídos las dos partes y el resto de miembros de la representación sindical, si los hubiese.

Ten en cuenta también que si estás afiliado a un sindicato y el empresario tiene conocimiento de ello, tiene que recibir y escuchar previamente a los delegados sindicales de la sección correspondiente.

Nota: con la carta de despido te tienen que facilitar el recibo de saldo o finiquito.

Despido "tácito".

Cuando el empresario no cumple con los requisitos expuestos anteriormente y no te notifica de manera expresa el despido, está cometiendo un "despido tácito". Se produce cuando no te entregan carta de despido.

Te vas a dar cuenta porque puede pasarte alguna de las siguientes situaciones:

  • La Seguridad Social te notifica que la empresa te ha dado de baja en el régimen general de cotización.
  • Te encuentras con el centro de trabajo cerrado.
  • Te comunica por medios no oficiales (sin carta de despido) que prescinde de tus servicios.

Nota: ten en cuenta que tienes 20 días hábiles para reclamar este tipo de despido.