En término médicos, una negligencia o mala praxis son términos sinónimos que se emplean para describir cuando se produce una mala gestión "por acción u omisión" en alguna de las siguientes situaciones:

  • Prescripción de medicación.
  • Seguir correctamente los protocolos.
  • Manipular correctamente el cuerpo del paciente.

Si alguna prácticas no se lleva a cabo de forma correcta o de acuerdo al código deontológico, y como consecuencia de ello se producen daños o lesiones, se puede reclamar una indemnización por negligencia o mala praxis.