Si has tenido un hijo tendrás los siguientes derechos:

  • 16 semanas de descanso, de las cuales 6 estás obligada a cumplir (las inmediatamente después del parto, adopción o acogimiento).
  • A partir del segundo hijo, a esas 16 semanas hay que sumarle dos más por cada hijo.
  • Pasadas las 6 primeras semanas, puedes pedir reincorporarte a media jornada el resto de semanas.
  • Durante esas 16 semanas, recibirás tu salario íntegro (lo abona la Seguridad Social). Pero tienes que cumplir una serie de requisitos. Si no cumples esos requisitos, recibes una prestación durante las 6 primeras semanas de algo más de 500 euros al mes.