Al latigazo cervical también se le puede llamar esguince cervical.

Se produce cuando hay una hiperextensión brusca del cuello seguida de una flexión. Es decir, hace un efecto látigo o elástico.

Suele afectar a los músculos, los discos, los nervios y los tendones del cuello. Habitualmente suelen producirse en un choque.

¿Quieres hacer una reclamación?

Consejo: si has sufrido un latigazo cervical, lo más importante es que acudas al médico.